viernes, 19 de octubre de 2007

FICHA TÉCNICA DE TIEMPOS MODERNOS



  • Director y Guionista: Charles Chaplin
  • Una producción de: Charles Chaplin
  • Directores artísticos:Charles D. Hall y Rusell Spencer
  • Montador: Charles Chaplin
  • Compositor: Charles Chaplin
  • Director Musical: Alfred Newman
  • Arreglos Musicales: Edward Powell y David Raksin
  • Título Original: Modern Times
  • Nacionalidad: EE.UU
  • Año de producción: 1936
  • Duración: 87 minutos
  • Formato: 1.33
  • Género: comedia

Síntesis de Tiempos Modernos:


La película tiene una forma original de comenzar, incluye una imagen de un reloj que ocupa toda la pantalla marcando las 6:00, me imagino que sería las seis de la madrugada, hora para levantarse e ir a trabajar a la fábrica.

La figura del reloj la veremos a lo largo de toda la película, lo vemos en la fábrica para que los empleados piquen a la entrada y la salida del trabajo y en el almuerzo.

Al tratarse de una película muda la música acompaña en cada una de las escenas, por ejemplo cuando vemos las máquinas en funcionamiento escuchamos sonidos de ondas electromagnéticas y alarmas. La música y los distintos sonidos van al compás de las distintas actividades que realizan los empleados. Aunque existe una escena de la película donde ésta deja de ser muda, es cuando el protagonista tiene que cantar en el restaurante donde trabaja como camarero.

En un momento de la película, un obrero (Charles Chaplin) acaba perdiendo la razón, debido al frenético ritmo de su trabajo, en esta escena la música se escucha más acelerada.


Al salir de la cárcel, conoce a una chica pobre (Paulette Goddard) que está robando una pieza de pan, es entonces cuando la ayuda culpándose él del robo, comienza entonces una historia de amor, a través de la cual reemprenderán una lucha por la supervivencia.


A lo largo de la película podemos identificar distintas organizaciones como pueden ser, la familia, la policia, los obreros, la fábrica, asuntos sociales, etc, a través de los cuales con se da a conocer las características de la época con el humor que identifica a Charles Chaplin.

Tiempos Modernos significó la última aparición en pantalla de Charlot, el personaje que dio a Charles Chaplin fama mundial, y que todavía permanece en el imaginario colectivo como una de las figuras más queridas y reconocidas del séptimo arte.
La película es una sátira del maquinismo y del capitalismo como máximos responsables de la deshumanización del individuo; una verdadera crítica a la explotación del hombre propia de nuestros “tiempos modernos”, siempre tratada en clave de humor. Ya que, en palabras del propio Chaplin, "la comedia es el estudio más serio del mundo”. El film se rodó en 1936, en plena resaca de la Gran Depresión Americana, cuando el desempleo masivo coincidía con la también masiva implantación de la automatización industrial; un contradictorio contexto de huelgas, paro y mecanización, que queda perfectamente reflejado en la pantalla. Una de las escenas más emblemáticas es aquella en la que Charlot aparece literalmente engullido por la inmensa máquina del progreso.


A pesar de que el sonido sincrónico se había implantando ya desde 1928, Chaplin se resistía al cine sonoro considerándolo la ruina del arte de la pantomima. Así, Tiempos Modernos se concibió inicialmente como una película muda.

No obstante, Chaplin decidió incorporar unos pocos diálogos en la película como símbolo de deshumanización, y por ello, hizo que “hablaran” solamente las máquinas.
También en Tiempos Modernos -por primera vez en toda la filmografía de Chaplin-, Charlot muestra su voz al público. Pero, fiel a sus principios, lo hace sin decir ni una sola palabra: en la escena del café-restaurante, éste interpreta una canción cuya letra “olvida” convenientemente y sustituye por sonidos inventados, sin significado; pero gracias a su asombrosa expresividad, Charlot consigue que entendamos la historia a través de sus gestos, convirtiéndose una vez más en la expresión de la universalidad.

A pesar de sus esfuerzos, Charles Chaplin no pudo vencer a la modernidad: sus posteriores películas serían ya plenamente sonoras, y el personaje de Charlot desaparecería.

Tiempos Modernos representa la inolvidable despedida de Chaplin a todo un mundo, y la inauguración de otro.